EL LADO BUENO DE LAS COSAS - cerocomaceroestudio
Natalia R. Alvarez, cerocomacero, cerocomacero estudio, natalia r alvarez
807
post-template-default,single,single-post,postid-807,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vss_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
 

EL LADO BUENO DE LAS COSAS

18 Jun EL LADO BUENO DE LAS COSAS

Todos tenemos cargas pesadas, no son una exclusiva de los pesimistas ni de la gente cabreada,  todos tenemos problemas, tiramos por nuestros negocios contra viento y marea, lidiamos con nuestra vida laboral y cuando llegamos a casa tenemos que luchar con la personal. Nuestros amigos se desmoronan o se reinventan, la familia se descompone y la capacidad de decisión se ve mermada por miedo a perder lo poco que queda.

Yo no estoy exenta de infortunios, colecciono algunos , pero he decidido que todos ellos no son lo suficientemente importantes como para hacerme caer en las equivocaciones del pasado, que las cosas buenas y malas, pasan, no porque se tenga un imán para atraer la buena o mala suerte, pasan porque en definitiva o nos las hemos ganado o tenían que pasar, sin más, sin echarle la culpa a nadie, porque nadie más la tiene. Pasan por falta de valentía, pasan por no ejercitar el sentido común y sobre todo pasan, por no saber apreciar el lado bueno de las cosas.

El optimismo ha llegado a mi vida por decisión propia y como modo de vida, y he de deciros que funciona. Puede sonar como una aberración, o incluso como un insulto para muchos, a otros les sonará a estupidez ( con los tiempos que corren).

Hace ya unos cuantos meses, decidí unirme a una modesta corriente, que circula por ahí. Esa corriente consiste en ver las cosas desde otro prisma completamente distinto, al que las noticias, la economía, los medios de comunicación y en ocasiones las redes sociales pretenden enterrarnos, con sus datos, comentarios y especulaciones.

Las marcas se están convirtiendo en auténticos gurús de la felicidad y del optimismo, Coca Cola es un gran experto en estas lides desde hace mucho tiempo, y aunque los Bancos intentan adueñársela, los resultados son contraproducentes,.. porque no son creíbles, hasta mi admirado Risto Mejide, ha cambiado el tono crítico y mutilador de antaño por otro más comedido y optimista y empresas como Mr. Wonderful invaden nuestros ordenadores con mensajes positivos.

En decoración, pasa lo mismo, el color se ha impuesto por fin al aburrido monocronismo, modificamos y reciclamos piezas de épocas no excesivamente pasadas, para incorporarlas de nuevo a nuestra vida, cada día nos exigen más por menos y eso requiere de una capacidad imaginativa y recurrente enorme, plasmamos nuestro optimismo en  muros y paredes e intentamos reconvertir la seriedad de otras épocas, lo divertido manda.

Yo ya he imitado  a Bradley Cooper, en “El lado bueno de las cosas” y he tirado por la ventana el final que no deseo, el malo.

el-lado-bueno-de-las-cosas

2 Comments
  • Pilar
    Posted at 22:33h, 18 junio

    Precioso!!!
    Enhorabuena por el artículo Natalia, me parece fantástico pero sobre todo, enhorabuena por esa decisión. Vivan los lados buenos de las cosas!!! En cada pequeña cosa hay más de un lado bueno, sólo hay que querer verlo.
    Pilar

    • nataliaralvarez
      Posted at 01:05h, 19 junio

      Pilar, tu actitud positiva, permanente, ha sido muy importante en mi decisión… mil besos.