TU SALÓN, TU PLASMA, Y LA OBSOLESCENCIA PROGRAMADA - cerocomaceroestudio
Natalia R. Alvarez, cerocomacero, cerocomacero estudio, natalia r alvarez
866
post-template-default,single,single-post,postid-866,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vss_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
 

TU SALÓN, TU PLASMA, Y LA OBSOLESCENCIA PROGRAMADA

05 Oct TU SALÓN, TU PLASMA, Y LA OBSOLESCENCIA PROGRAMADA

Hace unas semanas, fui con mi cuñado, ( al que adoro, por si me lee.. ), al Corte Inglés de Las Palmas, y al atravesar la zona de Ciencia y Tecnología… se paró delante de uno de esos televisores súper planos y súper grandes, que venden ahora. Había que colocarse unas gafas horrorosas y maluchas ( en proporción al precio y diseño del televisor ), para poder tener la sensación 3D que ofrecía el producto. Sí hubiera ido sola, habría pasado delante del televisor, sin siquiera mirarlo, pero el, que es muy tecnológico, cogió dos pares de gafas, y me tendió un par. Cuando me quise dar cuenta estábamos los dos, partidos de risa, intentando recoger del aire, los pétalos de flor que el televisor nos lanzaba. Al dejar las gafas y mientras el, se interesaba por el producto con un vendedor, yo me quedé mirando para la pantalla, pensando en donde y como colocaría ese mamotreto en un salón, en caso de que surgiera la oportunidad.. no se me ocurría nada…

Los televisores, a lo largo de los años y desde su aparición, han formado siempre, parte principal de la “decoración” del salón. Colocados en librerías y boisseries, encima de mesas especiales,(diseñadas para tal uso), con sus cajas cuadradas imitando madera, más tarde de plástico negro o plateado, con la muñequita flamenca en lo alto de la caja, o el pez de Murano que tenían nuestras abuelas, ahora tan de moda. Aún tratándose de enormes aparatos con forma cúbica, existían en el mercado, muebles especiales , a buen precio, que de una manera u otra escondían el invento.

Cuando diseño un salón, y si la casa no es lo suficientemente grande, para mandar el televisor a mazmorras, no solo hay que diseñar el espacio, ( predominante), que tomará en el salón, si no que habrá que luchar contra los reflejos del sol que incidan en la pantalla y colocarlo de manera que se pueda ver perfectamente desde cualquier punto del salón, cómodo accesible, y además, estético. Fácil no?. Es, en ese momento, cuando mi lucha interna por ocultarlo y la de mí cliente por mostrarlo, chocan como dos trenes por la misma vía y en direcciones opuestas.

Existen mil formas de ocultar una pantalla, el problema es que ninguna es barata y que además, los sistemas de ocultación no son fáciles de adaptar al tamaño creciente de los aparatos, porque gracias a la obsolescencia programada, tu televisor dejará de funcionar, en el justo momento en que se pongan de moda las pantallas de criptonita o las táctiles o vete tu a saber…

Para ocultar una pantalla plana, hay que realizar el mismo ejercicio mental que le dedicamos a la ocultación de la caja fuerte, solo varía el tamaño. Podemos ocultarla detrás de un cuadro accesible, un panel corredero, un mueble auto-elevable, una cortina o estor, un armario, una chimenea falsa, un teatrillo con su telón incluido, un marco barroco regruesado con un estor a modo de lienzo enrollado , un cristal, un tabique exento, se me ocurren mil maneras.. Esta semana, sin ir más lejos, una clienta a la que estamos re-diseñando la casa, nos preguntaba que hacía con un mueble mixto de ocultación para plasma y almacenaje, que tiene en el salón, las puertas que ocultan el plasma, están forradas con un escay de los que hacen daño a la vista, así que, he contado con el arte de mi amiga Susana, para presupuestarle unos preciosos paneles de papel de arroz, protegidos por un cristal, mismo mueble, distinto efecto…. espero que cuele..

Cuando este año, me regalaron por mi cumpleaños un cuadro precioso, tuve que decidir entre la tele y el cuadro. Ganó el cuadro, así que realicé una pequeña obra para trasladar un radiador y colocar la tele, en el hueco que había dejado el radiador, y así, cuando corro las cortinas( que he tenido que instalar para tal fin ) del ventanal, el televisor desaparece detrás de las mismas, además de cortinas tengo estores enrollables en las ventanas, así cuando la tele está puesta, aislamos el salón de las miradas indiscretas y de la mucha luz que entra. El día que la obsolescencia programada se lleve mi plasma, instalaré un mueble bar, es mucho más divertido…

Total, para lo que emiten, es mejor ir al cine…

sizer

Mueble de ocultación de plasma de estilo retro de WILKERSON FURNITURE

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.